El PEQUEÑO NÚMERO de los que se SALVAN – San Leonardo de Puerto Mauricio

Aquí un buen sermón de San Leonardo de Puerto Mauricio. Este hombre, franciscano, nacido en 1676 fue un gran predicador nacido en Puerto Mauricio, Italia.  Creo que deberían escucharlo todos. Articula este sermón en dos partes, en la primera habla de el pequeño número de católicos que se salvan, y también de todos los demás. En la segunda trata sobre la verdadera bondad de Dios y todo lo que Él hace; las gracias que envía a las personas para que se salven y como les intenta librar del infierno hasta que finalmente la persona elige la condenación eterna, autocondenándose realmente ellos solos.

Recomiendo que veáis el vídeo completo. Vivimos casi trescientos años después de San Leonardo de Puerto Mauricio. Cuando el espíritu del mundo ha cegado a muchos creyentes, que han crecido sin ni siquiera educación o advertencias sobre lo que es en realidad el pecado para su alma. Si a quien tiene intención les es dificil de ver, imagina para los que están totalmente engañados por la tendencia del mundo. Desgraciadamente muchos son los que se condenan. Por pocos que se salven, deberíamos ser nosotros mismos los que se salven, ir a por ello. Si de verdad preguntáis a Dios y si de verdad no os queréis condenar, deberíais poner todo vuestro empeño en ello. Mucha gente cree que “algo hay, que algo existe”. Ya pasé por el engaño de las filosofías orientalistas.

Si de verdad tenéis intención de salvaros, os recomiendo una buena confesión no guardándoos pecados por vergüenza, y os recomiendo que asistáis a la misa tridentina la que ha sido la misa por cientos de años, en la que el carácter sacrificial (no cruento) y redentor de la misa es mucho más fuerte y claro y no tiene tantos boletos de haber sido tan recortada y recortada en oraciones como la misa Novus Ordo Missae, con fuerte sospecha, todo hay que decirlo, de infiltración masónica en el colegio cardenalicio del Vaticano, mediante la cual pretendieron cargarse la misa desde dentro.

Hay algo sobre lo que tenemos que investigar y es el Estado de Gracia, el que habla la iglesia, el que hablaba el Padre Pío. Las revelaciones muestran, y lo digo para que lo sepáis que la mayor parte de las personas que se condenan son por pecados de la carne. Fornicación, impurezas, etc…

Si me preguntáis, antes no me planteaba mucho la existencia del infierno, pero después de haber estudiado el tema y de ver de qué forma y con qué urgencia, Dios me pegó un grito audible ayudándome a ser libre de algo que el mundo no considera “malo”, y las gracias que el Señor me regaló casi sin ser merecedor de ellas, creo que el infierno es real y que mucha gente se condena y se condenan realmente porque sus almas lo deciden así, porque no escuchan verdaderamente la naturaleza Santa para la que han sido creados y llamados. Unos sostienen que son más los que se salvan que los que se condenan y otros que son más los que se condenan que los se salvan. Os recomiendo que escuchéis a fondo este sermón de San Leonardo de Puerto Mauricio predicado con tanto amor y compasión diciendo lo que Dios quería y no lo que los hombres les hubiera gustado oír. Dios intenta por todos los medios que le escuches y te salves. Si estás en este blog no es por casualidad.

Buen fin de semana: El vídeo:

de semillasysalud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s