EL AMOR DE JESÚS POR LAS ALMAS

“Cielo y Tierra pasarán, más mis palabras no pasarán”.

Estamos en un tiempo en el que el diablo cree que puede pisar a la iglesia y destruirla, en el que infiltran a agentes como sacerdotes y cardenales, en el que disparan y permiten los escándalos para destruir la labor de Cristo en esta Tierra. El punto es que las puertas del infierno NUNCA prevalecerán contra la iglesia fundada por Jesucristo, y el punto no es entonces si la iglesia continuará en pié o no, porque la iglesia sobrenaturalmente, aunque con un reducido número de porcentaje de personas en santidad, va a seguir estando porque la fundó Jesús y Jesús venció en la Cruz al primer perseguidor de la iglesia, si, ese del que la mayoría de personas viven esclavos sin siquiera saberlo.

En la vida hay muchas situaciones diversas y personas estando de una forma y de otra. Todo eso pasará, pero hay algo que no pasará. La gente se fatiga en vanidades, pero lo más importante no lo buscan y por eso no lo encuentran, porque quien busca halla.

Vosotros tened clara una cosa. El Reino de los Cielos y la vida eterna existen. Si preguntáis de verdad por el origen de vuestra vida, si hacéis vuestra pregunta “al que llama se le abrirá” y al que pide se le dará. Preguntad directamente a Dios, preguntadle a Jesús directamente. Pedidle a Dios que os envíe el Espíritu Santo.

Jesús sigue estando y hace cosas maravillosas. La humanidad está sumida en el trastorno del pecado, y el pecado no se puede ver con claridad a menos que vayas saliendo del fango. Cuanto más perspectiva tomas lo ves con claridad, porque el pecado atonta los sentidos, el cerebro y el intelecto, con lo cual no eres capaz de tener una claridad mayor, para la cual Dios te ha creado.

Jesús murió por muchos, la política puede cambiar (aunque siempre es una estafa), las ideas pueden cambiar, tus proyectos e intereses pueden cambiar, pero el asunto de la salvación está por detrás de tu vida, el asunto más importante.

Confesión de los pecados y misa tridentina. La misa tradicional la que estaba en todos lados antes de tanta manipulación masónica en el Vaticano. Una misa en un lenguaje universal para una iglesia que significa universal, porque “Católica” quiere decir universal.

17 años estuve sin confesarme. Os recomiendo que busquéis prioritariamente la misa tradicional, la misa tridentina que en su esencia conserva el canon casi intacto desde los siglos IV y V. La misa a la que asistieron y celebraron los grandes santos de la iglesia católica.

Nosotros necesitamos a Cristo. Id a misa los domingos, y no comáis el cuerpo de Cristo de cualquier forma, no comulguéis en cualquier estado. Haz una buena confesión. Busca la misa tridentina en tu ciudad o alrededores, presenciala un par de domingos sin comulgar, prepárate mientras una buena confesión de tus pecados, habla con el sacerdote, confiesa y después asiste regularmente sin faltar los domingos y comulga, confiésate una vez cada 15 días, pero fórmate y deja de pecar, aunque te suene a “antiguo” infórmate de lo que es pecado mortal y ponte a buenas con Dios, hay una razón para todo. Para no tener relaciones sexuales antes del matrimonio, y para un largo etcétera.

“Si me amáis cumpliréis mis mandamientos” .                           Jesús

Ayudad a otros

de semillasysalud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s